La creatividad artística es un bien de todos. El teatro, la música, la poesía, el circo… El arte es un magnífico vehículo de expresión cuyos beneficios son indiscutibles a la hora de mejorar la calidad de vida de las personas con problemas de salud mental. Pero, exactamente ¿qué es lo que podemos conseguir a través de las artes escénicas? Aquí os explicamos las principales.

5 beneficios de las artes escénicas

1- Rehabilitación

Desarrollar la concentración y la memoria, la capacidad de imaginación y la coordinación en equipo son habilidades que a través de las artes escénicas vas promoviendo. Igualmente es de vital importancia la enorme gratificación que reciben del público. Y es que está comprobado que la salud mental de las personas mejora cuando sus trabajos se exponen en galerías y, de alguna manera, su esfuerzo se ve reconocido.

 

2- Inclusión

En la batalla contra el estigma social, tanto en el teatro, como en la música, como en el circo… son ejemplos fundamentales que permiten romper con los estereotipos y tópicos con los que se reflejan las psicopatías en la ficción. Es una oportunidad de reflejar la diversidad que existe en la sociedad de forma inclusiva.

 

3- Identificación

Las personas que acuden a un centro o asociación en donde comparten inquietudes artísticas o creativas se sienten identificados con un grupo. Consiste en todo un proyecto vital en donde los compañeros experiencias, alegrías y pequeñas ilusiones del día a día.

 

4- Autonomía

Al potenciar la creatividad mejora la salud A través de las artes escénicas el paciente refuerza sus propias capacidades y esto se nota muy positivamente en el propio bienestar psíquico.

 

5- Cultura popular

La cultura popular es la que hace el pueblo para el pueblo. Una manera de reflejar como somos, como nos sentimos y cuales son nuestros deseos. Así, a través de los espectáculos, disponemos de una fértil contribución a la creación y enriquecimiento de la cultura popular.